Los vehículos de movilidad personal según la DGT

Los vehículos de movilidad personal, como por ejemplo los patinetes eléctricos, son un producto prácticamente nuevo que cada día utilizan más personas, por lo que se están abriendo un gran hueco en el mercado, pero legalmente, todavía no están regulados, ya que no se consideran vehículos.

Por lo tanto, al no haber ningún marco legislativo que regule esto, muchas ciudades han sentido la necesidad de intervenir, creando su propia ordenanza municipal que empiece a regular esto, como por ejemplo es el caso de ciudades como Valencia, Madrid o Barcelona.

El gobierno y la DGT ya son conscientes de que esto tiene que ser regulado lo antes posible, por esta razón, ya están trabajando en realizar una clasificación de los vehículos de movilidad personal y de los patinetes eléctricos para posteriormente, poder regular la utilización de cada uno de ellos. A continuación, en el nuevo artículo de hoy, queremos habar de cuales son los principales tipos de patinetes eléctricos según la DGT.

Principales tipos de patinetes eléctricos según la DGT

En las nuevas ordenanzas, los vehículos no van a ser considerados vehículos de motor, pero sí vehículos propulsados eléctricamente, por lo que tendrán un rango un poco inferior al de los vehículos más tradicionales. Estos, se van a dividir en cuatro categorías distintas.

En primer lugar, encontraremos los que reciben la categoría de juguetes, que son todos aquellos dispositivos que tengan una motorización eléctrica más baja que seis kilómetros por hora, por lo que podrán circular tranquilamente por las aceras por cualquier persona.

En segundo lugar, encontramos los vehículos de movilidad eléctrica o también conocidos como VMP, que son los patinetes eléctricos, los monociclos o cualquier otro dispositivo de movilización eléctrica que alcance una velocidad de hasta 25 kilómetros por hora. En este caso, solo podrán circular por carriles bici y en carreteras en las cuales la velocidad máxima sea como mucho de 30 kilómetros por hora.

En el tercer tipo, se agrupan todas las bicicletas, ya sean eléctricas o sin motor, por lo que podrán circular por los carriles bicis y por todo tipo de vías sin superar la velocidad máxima establecida por esa vía. Además, tanto en este caso como en el anterior, es necesario llevar una identificación y la homologación.

Por último, nos encontramos la categoría L1e que suelen ser los scooters eléctricos con motorización eléctrica o que funcionan con gasolina y su velocidad máxima es de 45 kilómetros cada hora, por lo que solo podrán ser conducidos por carreteas, siempre y cuando lleven la matricula pertinente y el conductor o conductora cuente con la licencia AM o cualquier título superior a este que acredite que están capacitados para conducir este vehículo.