Gandía, se estrena en la nueva normativa sobre patinetes eléctricos

Si sois asiduos lectores de nuestro blog sabréis que a finales de este pasado año 2018 la DGT presento la nueva normativa sobre patinetes eléctricos, que se pretende implantar en todo nuestro país para convertir las calles en un lugar más seguro para todos. A partir de la aprobación de dicha normativa, los propietarios de un patinete eléctrico que pueda llegar a alcanzar los 45km/h deberán matricular su vehículo, lo que conlleva tener que contratar un seguro para el mismo. Y es por lo anteriormente mencionado que nos encontramos hoy aquí, dado que esta nueva normativa ya se ha comenzado ha implantar en algunas ciudades del territorio español.

Gandía se ha convertido en la primera ciudad en aplicar la nueva normativa orquestada por la DGT, la cual como ya hemos comentado afecta sobre todo a los patinetes eléctricos que superen los 45km/h. La ciudad ha hecho de dominio público los requisitos que se requerirán para poder conducir un patinete eléctrico con las prestaciones comentadas anteriormente, las obligaciones serán poseer un seguro, circular con casco y chaleco reflectante. Cabe destacar que los patinetes eléctricos que tendrán estas obligaciones, pueden circular por la calzada lo que supone que comparten espacio con coches, motocicletas y todo tipo de vehículo que se le permita circular por estas vías.

Esta medida se ira aplicando por todas las ciudades de España, ya que supone una mejora en la seguridad vial, la cual protege a los conductores y viandantes, es por ello que es de vital importancia respectar esta nueva normativa. Tenemos que tener en cuenta que hasta ahora los conductores de patinetes eléctricos estaban desamparados hacia cualquier accidente que pudieran sufrir en una vía pública, y no solo ellos, ya que la otra parte implicada, ya sea un viandante u otro vehículo, tampoco estaban amparados por los posibles daños recibidos.

Es por lo comentado en el párrafo anterior que queremos hacer ver, que esta medida no pretende restringir la libertad de la que gozaban los conductores de patinetes eléctricos, sino que la intención es protegerles. Y es por ello que cualquier persona que incumpla dicha normativa, será sancionada con una multa de 100€ y la inmovilización del vehículo. Estas sanciones pueden volverse más estrictas si los conductores no cumplen sus obligaciones, ya que estarían atentando contra la salud pública.

Los patinetes eléctricos, no son juguetes

Es muy importante ser consciente, de que un patinete eléctrico no es ningún juguete y a ciertas velocidades puede causar lesiones muy graves tanto en el conductor como en un viandante, llegando a casos extremos donde ha habido muertes.

Desde Somos eléctricos fomentamos la movilidad eléctrica, pero sobre todo queremos que se realice una conducción prudente y segura.

Si te ha gustado este artículo no olvides estar atento a nuestro blog para estar al día de todo lo relacionado con la movilidad eléctrica.